Cannabis, Contrainformación, High News

Dr. Carl Hart: hay que cambiar lo que la sociedad piensa sobre las drogas

Josep Marín / @josepv_m

En una entrevista en el New York Times, Carl Hart (*) dice en relación a las drogas: ‘Hemos educado mal al público’, y elogia la nueva ley de Nueva York que legaliza la marihuana, como señal de que algunos tabúes de drogas disminuyen. Pero otros, ‘permanecen profundamente’.

Los abogados defensores de Derek Chauvin, el ex-oficial de policía juzgado por el asesinato de George Floyd, utilizaron en el juicio el uso de drogas de G. Floyd para evocar un estereotipo que el Dr. Hart llama «el loco negro adicto’. Para Hart, es una vieja historia. Afirma que ‘la mayor parte de lo que crees saber sobre las drogas y su abuso es incorrecto; la adicción no es una enfermedad cerebral; la mayoría de los 50 millones de estadounidenses que consumen una droga ilegal en un año determinado tienen muy buenas experiencias. Las políticas han sido deformadas para enfocar solo los malos resultados, y las consecuencias han sido devastadores para familias afroamericanas’ como su propia familia; él mismo vivió en un entorno en el que las drogas estaban muy presentes. ‘Gran parte de la culpa recae en nuestra profesión: nosotros exageramos los efectos dañinos de las drogas». Lo explica el autor de la entrevista, John Leland, que sigue:

Los críticos del Dr. Hart, y hay muchos, llaman a estas afirmaciones incorrectas y peligrosas. Bertha K. Madras, profesora Harvard especialista en adicciones: ‘No se ignoren las consecuencias adversas: los padres, las familias, los cónyuges que han tenido que vivir y lidiar con el trastorno por consumo de opioides. Muertes de tráfico, errores en el lugar de trabajo, ausentismo, violencia provocada por las drogas, abandono escolar, delitos y asesinatos relacionados con las drogas. No veo que Carl quiera abordar estas cosas ‘.

Si la mayoría de los consumidores de drogas tenían pocas o ninguna consecuencia negativa, ‘cuál era la mejor manera de aliviar el sufrimiento, de quienes sí las tenían?’

Ya en la Universidad de Columbia, Hart culpó a las drogas por el crimen y la decadencia social en la comunidad. Con un doctorado en neurociencia, se propuso comprender el problema de la adicción y mejorar la vida en lugares como su propio ex-barrio de Miami Gardens, Carol City, en Florida. Comenzó a realizar experimentos con adictos, reclutándolos a través de anuncios en Village Voice. Con subvenciones del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, el Dr. Hart y sus colegas administraron crack, metanfetamina, cannabis y otras drogas por valor de millones de dólares en entornos de laboratorio. Esperaba que sus sujetos fueran como las personas de las que había oído hablar en conferencias sobre el abuso de drogas, zombis enloquecidos. Vio a personas que eran básicamente esclavas. ‘Y que nunca había visto en ninguna de mis investigaciones’.

Que las personas que consumen alimentan compulsivamente sus adicciones es un mito, en nuestro campo de estudio’

Los participantes fueron informaron apropiadamente de acuerdo al protocolo de la investigación, tomaron decisiones racionales cuando se les ofrecieron alternativas al consumo, ‘en lugar de alimentar compulsivamente sus adicciones, que ‘es la mitología en el campo’. “Comencé a prestar atención a nuestros datos y empecé a ver que la gente es responsable, siguen los horarios marcados por el protocolo de la investigación, y se sienten felices’. Esto lo llevó a plantearse distintas preguntas: si la mayoría de los consumidores de drogas tenían pocas o ninguna consecuencia negativa, ¿cuál era la mejor manera de aliviar el sufrimiento de quienes sí las tenían? ‘Si las personas tienen una enfermedad psiquiátrica concurrente, ahí es donde debería estar el foco, no con la droga que está tomando la persona. O si esta persona tiene una depresión porqué perdió un trabajo que mantenía a su familia. Si el tratamiento no se centra en asegurarse de posibles problemas subyacentes (una enfermedad mental previa o concurrente, una bajada de autoestima en reacción a un hecho negativo, etc.), entonces el tratamiento es una pérdida de tiempo’.

Ha estado dispuesto a decir, con mucha experiencia que lo respalda, que las políticas actuales contra las drogas son muy dañinas.’

El periodista sigue explicando: Así comenzó Hart su guerra contra las drogas. Dio un giro a su carrera, alejándolo del trabajo pesado de laboratorio, y hacia la defensa legal. Después de recibir subvenciones de investigación de más de $ 6 millones del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, en 2009 se vio aislado económicamente: ‘Estoy haciendo preguntas que no se centran en la patología, es más difícil conseguir financiación». A preguntas del autor de la entrevista, una portavoz del Instituto dijo que no se comenta nada sobre el proceso de toma de decisiones para las subvenciones. También nos explica John Leland que ‘A medida que recibió críticas de la corriente científica, atrajo a una audiencia nueva y receptiva, incluidos donantes privados para su investigación. ‘Para los reduccionistas de daños o los abolicionistas de las prisiones, o los abolicionistas policiales, es un héroe», dijo Dorothy E. Roberts, profesora de derecho y directora del Programa Penn sobre Raza, Ciencia y Sociedad de la Universidad de Pensilvania. ‘Ha estado dispuesto a decir, con mucha experiencia que lo respalda, que las políticas actuales contra las drogas son muy dañinas’.

(*) El Dr. Carl Hart, profesor de la Universidad de ColumbiaCarl Hart, uno de los mayores expertos del mundo en los efectos de las drogas recreativas en la mente y el cuerpo, que toma heroína, y tomó morfina para conocer el proceso de retirada de la droga, ha publicado en enero de 2021 el libro Drug Use for Grown-Ups: Chasing Liberty in the Land of Fear (Uso de drogas para adultos: en busca de la libertad en la tierra del miedo). En él argumenta definitivamente que la criminalización y demonización del uso de drogas es en sí misma, de lejos, el mayor flagelo que las drogas infligen en Estados Unidos.

————————————————————————————————————-

Autor: un equipo de periodistas independientes

Josep Marín

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*