Cannabis, Contrainformación, High News

2021: ¿qué pasa con el cannabis?

Josep Marín / @josepv_m

Cambios en la situación legal del cannabis a nivel global – Naciones Unidas – y a nivel europeo, y en varios países, hacen pensar en una continuidad – pero de cambios – en el año que comienza. Cambios esperados y necesarios. Un artículo ‘Tendencias para el cannabis en 2021‘, de Prohibition Partners, y una conversación con Queralt Prat-i-Pubill, presidenta de la Unión de Pacientes por la Regulación del Cannabis, nos dan pistas. El artículo de Prohibition Partners de Conor O’Brien, Alex Khourdaji, Lawrence Purkiss y Stephen Murphy propone tendencias en la industria del cannabis en 2021 y más allá. Desde el impacto del Brexit y el Covid-19 hasta la legislación que se desarrolla rápidamente en Estados Unidos y América Latina, y que sigue en Europa de forma más tímida. En España ‘la inacción me deja atónita’, explica Queralt.

Covid-19: los dispensarios de cannabis se consideraron servicios esenciales

Se consideraron servicios esenciales durante las primeras restricciones y confinamientos en lugares como Países Bajos, Illinois (EE.UU.) y Quebec al inicio de la pandemia. Esto afirma la importancia para los pacientes y usuarios. Crisis económica subsiguiente a la pandemia: el cannabis médico y para adultos puede ser una fuente de ingresos para países que buscan nuevos ingresos para recuperarse. Además, hay grupos investigando si el cannabis puede ayudar a luchar contra los síntomas provocados por el virus. Investigaciones que podrían continuar después del 2021. En Estados Unidos, por la implementación de la telemedicina, por altos niveles de ansiedad, y la progresiva legalización del uso del cannabis, hay un aumento del interés por los cannabinoides como vía de búsqueda de respuestas a patologías. Biden y Harris han expresado interés en seguir trabajando en la reforma del cannabis.

Naciones Unidas y Europa apuestan por el CBD

En Europa, el Tribunal de Justicia ha favorecido medidas sobre la comercialización del CBD; la Comisión Europea ha seguido el veredicto positivo del Tribunal de Justicia Europeo sobre este tema. Estados miembros podrían seguir esta línea y regularlo como producto legal. A nivel global, estos avances coinciden con la recalificación el cannabis en su conjunto en una categoría ‘menos peligrosa’, una puerta importantísima que favorece el cannabis terapéutico. Naciones Unidas ha hecho suyas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Coincidencia o no, se facilita un potencial progreso en las políticas de revisión del cannabis que pasa de sustancia prohibida o alegal a sustancia legal y regulada. Cannabis como producto: se ha abierto una carrera para ganar en las exportaciones: Canadá y Holanda, Portugal y en menor medida Australia, Israel y España. O otros productores latinoamericanos como Colombia. ¿Qué harán los reguladores europeos, con relación a importaciones extraeuropeas? Se prevé un aumento de la capacidad exportadora española. Hay claros movimientos en el mercado global: hacia estrategias cada vez más lucrativas. A ver cómo se posiciona el regulador en Europa, hasta qué punto protege el cultivo-consumo compartido, el autocultivo, frente a la gran industria, o si trabaja para hacerlos compatibles … Con Brexit el Reino Unido puede aventajar en Europa con leyes que regulen el CBD de manera que se puede producir, comercializar y consumir de forma legal. El Brexit hace que tenga su propia línea de regulación del cannabis.

Movimiento global

América Latina: en Argentina, México, Perú, Ecuador, Brasil, Paraguay, hay movimiento económico y legislativo relevante reciente o por venir, además de los pioneros Uruguay y Colombia. Por el papel creciente que están desarrollando asociaciones de pacientes y clínicas especializadas, puede crecer el número de usuarios terapéuticos.

Además del creciente movimiento en Norteamérica, América Latina y Europa, por ejemplo Macedonia del Norte o Barbados están considerando legalizar el cannabis para adultos: significa más turismo y actividad económica. La decisión de la ONU de reprogramar el cannabis, de noviembre de 2020 sin duda está ayudando la causa. Zimbabwe, Malawi, Zambia, Ghana … han comenzado a cultivar cannabis medicinal e industrial. Un buen artículo, el de Prohibition Partners, y también centrado casi sólo en aspectos económicos. El cannabis es un gran mercado, está claro. Y sin regulación, está en buena parte en manos del narcotráfico: inseguridad sanitaria y violencia.

Los autores explican cómo puede desarrollarse el interés por nuevos cannabinoides, como el dronabidol. En realidad es una forma sintética ya comercializada de THC. Se puede prever un aumento de la investigación en este campo, de hecho ya muy desarrollada. En este punto no puedo dejar de pensar cómo la anterior ministra de Sanidad del Gobierno, para salir del paso a una pregunta parlamentaria del grupo vasco en el Congreso de los diputados al respecto respondió que ‘faltan evidencias científicas’. Y no todo es CBD o THC. Actualmente se estima que hay más de 120 cannabinoides y más de 150 terpenos en el cannabis. El CBN (cannabinol) o CBG (cannabigerol) son posibilidades médicas en progreso.

‘La situación de España es sorprendente, no entendemos la inacción del gobierno’

‘El mercado ya existe: ¿por qué no se quiere regular, de forma que beneficie a la comunidad? Un tema como este, no regulado, sólo puede provocar perjuicios. ¿Nos imaginamos lo mismo en el mercado de la alimentación? ‘. Queralt Prat-i-Pubill explica ‘la estupefacción’ que reina entre pacientes y usuarios. ‘Aquí no se mueve nada. El mercado funciona pero las personas están desatendidas, la falta de seguridad atenta contra la salud de los consumidores de cannabis. Habiendo reconocido Naciones Unidas el valor medicinal, el gobierno afirma que los efectos terapéuticos son como ‘algo mágico’. A la vista de todo lo que ha pasado y pasa en países del entorno en relación al tema, que el gobierno no mueva ficha no sé a que se puede deber: ineptitud? mala fe? miedo a ciertas reacciones? no se sabe qué intereses? En cualquier caso lo que vemos es inacción, y pasa que no sabemos a qué se debe ‘.

Queralt recuerda que en países como Estados Unidos, Chile, Irlanda, Reino Unido, Canadá, donde no existe el sistema de clubs sociales como aquí, ha sido la fuerza de ‘familias coraje’ que ha llevado al éxito de la presión de la sociedad civil en los avances en la legalización. Por ejemplo, una madre ha encontrado por internet buena información sobre que el cannabis ha funcionado por una patología, y ha movido cosas. Aquí los clubs sociales han facilitado el acceso, con más o menos control sobre el producto. Los usuarios se automedican para dormir mejor, para controlar la ansiedad, por necesidades de calidad de vida, la gran mayoría de los socios de los clubes sociales de cannabis lo usan en esta línea. Hay cinco millones de usuarios en España. Así las necesidades están cubiertas en cierto sentido, pero en realidad no lo están: ¿Y alguien con epilepsia, dolor crónico, fibromialgia, esclerosis múltiple, endometriosis …? Con la salud, con el voto de confianza no hay suficiente: hay que ir a la ciencia. No entendemos al gobierno español, me alucina como gobiernos de comunidades, ya en 2017 – Navarra, Canarias, País Vasco, Cataluña … – han querido avanzar, regulando los clubes sociales, y también a nivel municipal: todo esto era un paso en una muy buena línea, y el estado ha cortado alas ‘.

La represión del movimiento cannábico – autocultivo, cultivo compartido…- no tiene justificación

‘¿Qué ha hecho el gobierno con la ley mordaza?’

‘¿O qué hace con temas de memoria histórica? ¿Hace promesas y las deja ‘por la siguiente legislatura’? El socio de coalición explica que ‘hace dos años que trabajamos en esto (regulación del cannabis)’. Quizás deben seguir con ello un tiempo más… Y la inacción perpetúa las mafias, la inseguridad ‘. Regulación o prohibicionismo, industria, farmacia, comercio e impuestos, medicina, investigación. ¿Falta un agente, el activismo cannábico, médico o no, y las personas y colectivos que lo forman? La sociedad civil. ¿Qué hacer, plantarnos ante el Congreso de los diputados cada viernes?

‘No sé. Porque no? El movimiento Fridays for Future iniciado por Greta Thunberg ha tenido mucha repercusión ‘.

(Imágenes: parte de la ponencia de la Unión de Pacientes para la Regulación del Cannabis en la conferencia ‘Irlanda y España: la reforma del cannabis en el horizonte de 2021’, European Cannabis Advocacy Network)

————————————————————————————————————-

Autor: un equipo de periodistas independientes

Josep Marín

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*