Cannabis, High News

Resultados tras 8 años de legalización del cannabis en Colorado

 

Dentro de pocos días se cumplirán ocho años de legalización del cannabis en Colorado, el primer estado norteamericano en emprender este camino el 6 de noviembre de 2012. Una decisión histórica obtenida gracias a la voluntad del 55% de los ciudadanos del estado que votaron en un referéndum para acabar con la prohibición. Hoy en día existen 590 dispensarios en Colorado y las ventas de cannabis recreativo y medicinal en 2019 alcanzaron un volumen de negocios récord de 1.750 millones de dólares, un 13% más que el año anterior.

Los resultados económicos de la legalización son los que más saltan a la vista: desde la apertura de los primeros dispensarios en 2014 hasta julio de 2020 se vendieron casi 9.000 millones de dólares en productos de cannabis. Los consumidores siguen prefiriendo las flores (46% de las compras), pero también los concentrados se venden bien (32%) y el mercado de los comestibles se mantiene estable (14%). Los impuestos recaudados por el estado pasaron de 67,6 millones en 2014 a más de 302 millones en 2019. Dinero que ha se ha invertido principalmente en proyectos sociales relacionados con la enseñanza pública y la ayuda a personas indigentes

Es un sector que obviamente ha generado muchos puestos de trabajo. Se desconoce el número total exacto, pero según las estimaciones de Marijuana Policy Group, la industria del cannabis de Colorado cuenta con unos 19.600 empleados a tiempo completo. Además está el turismo, que en Colorado aumentó en un 51% desde 2014, gracias sobre todo a la legalización, lo que ha generado más ingresos y más empleo.

Las repercusiones de la legalización en el ámbito de la justicia y la delincuencia son objeto de un intenso debate. En Colorado, los delitos violentos, incluidos los asesinatos y las agresiones, han aumentado considerablemente en los últimos años, con un incremento del 25% desde 2013. Hay quienes relacionan esta cifra con la legalización, pero una investigación de 2019 ha comprobado que la legalización del cannabis tiene poco o ningún un efecto sobre el número de delitos violentos y contra la propiedad.

Lo que ciertamente ha disminuido es el consumo de cannabis por parte de los adolescentes. El porcentaje de estudiantes de secundaria y bachillerato que consumían cannabis por lo menos una vez al mes ha bajado del 11% tras la legalización. Según los analistas esto se debe a dos factores: por un lado, con la legalización ha disminuido el tráfico ilegal y es más difícil conseguir cannabis para los menores de edad, por el otro, las campañas de información sobre los riesgos del consumo – impulsadas junto con la legalización – han funcionado y han hecho que los adolescentes sean más conscientes de los riegos.

————————————————————————————————————-

Autor: un equipo de periodistas independientes

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*