Contrainformación

Psilocibina: Canadá da el visto bueno para los enfermos terminales

Importante decisión de las autoridades canadienses en relación a las terapias psicodélicas. La ministra de Sanidad, Patty Hajdu, concedió a cuatro ciudadanos que padecen un cáncer incurable, el acceso a la psilocibina para aliviar su sufrimiento psico-físico. La solicitud fue hecha el pasado mes de abril por TheraPsil, una coalición sin ánimo de lucro fundada en 2019 por profesionales sanitarios, pacientes y ciudadanos interesados en promover el acceso legal a la psilocibina por la vía del uso compasivo.
Se trata de la primera excepción legal a las normas prohibicionistas que existen en Canadá desde 1974, y podría abrir la puerta a otros tratamientos terapéuticos más allá de los cuidados paliativos. Es la previsión de los mismos expertos de TherPsil, que en un comunicado dan las gracias «a los tenaces pacientes canadienses que han abrazado la causa pública por el acceso a la psilocibina y a los diputados que han apoyado abiertamente los derechos de los pacientes».

La noticia recibió amplia cobertura incluso en los principales medios de comunicación norteamericanos, que subrayaron la eficacia de la psilocibina, por ejemplo, en el tratamiento de diferentes tipos de dolor crónico y la ansiedad generada por el final de vida, es decir en situaciones clínicamente desesperadas. Este es el caso de uno de los cuatro pacientes interesados, para el que los ansiolíticos comunes ya no surtían ningún efecto.
Hay varios ejemplos parecidos en Norteamérica, como el de la Johns Hopkins University de Baltimora, que desde 1999 lleva a cabo un programa de investigación con psilocibina para aliviar la ansiedad en pacientes que se acercan al final de la vida debido a un cáncer terminal.

Por fin vemos como algunos legisladores empiezan a ser conscientes de los avances en investigación científica, y quizás ya no es tan utópico pensar que las terapias psicodélicas pronto tendrán aplicación concreta, compasiva y legal.

————————————————————————————————————-

Autor: Bernardo Parrella, periodista y traductor basado en los EE.UU
Twitter: @Berny

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*