Contrainformación, medioambiente

Cuero fabricado con hongos como alternativa a la piel animal

En los últimos años han aumentado las críticas y la preocupación por la contaminación causada por la elaboración del cuero. También preocupan las consecuencias para la salud de los trabajadores de las curtidurías y el trato hacia los animales. Por eso, con el tiempo, las alternativas sostenibles a la piel animal han ido ganando terreno: desde el eco-cuero cultivado en laboratorio, hasta la eco-piel impresa en 3D, pasando por la piel ecológica obtenida de los residuos de la piña o la de pescado derivada de los residuos de la industria alimentaria o también la piel procedente de los cactus.

La última novedad en este sentido se refiere a los hongos, más en concreto al micelio, esa parte de los hongos que está bajo tierra y que se asemeja a las raíces de las plantas. Cuando el micelio alcanza determinadas temperaturas, niveles de humedad y otros factores medioambientales, produce fibras. Desde hace algún tiempo, se utiliza para crear plástico, material de embalaje, carne vegetal, tejidos para ropa, zapatos y bolsos. Algunos laboratorios están tratando de obtener un material parecido al cuero pero más fácil de producir y menos contaminante que el que se obtiene de los animales o del que es de origen sintético, que a menudo está hecho con plástico.

El cuero de hongos es lo más reciente y novedoso en el ámbito de los bio-materiales y promete reemplazar el cuero animal imitando su resistencia y aspecto. Incluso mejor que los materiales alternativos de origen plástico. Una de las ventajas de este nuevo material es que se puede teñir simplemente con té gracias al tanino, lo que lo hace completamente biodegradable.

 

————————————————————————————————————-

Autor: un equipo de periodistas independientes

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*