Contrainformación

Apuntes sobre teorías

Josep Marín / @josepv_m

Apunte 1. Político

El uso político y social de la desinformación lo hemos visto estos últimos meses en relación con la pandemia provocada por el virus SARS-cov-2.

En Estados Unidos, pero se puede extrapolar, partidistas republicanos (y demócratas por igual) y sus medios y gabinetes de comunicación, y businessmen y líderes espirituales, apoyan ConspiracyTheory. Especialmente las que difaman el otro partido, o competidor, y las defendidas por sus líderes (1). En Alemania también se ha visto el crecimiento del ‘populismo pandémico’ como lo han definido investigadores de la Universidad de Münster (Renania del Norte-Westfalia) que han estudiado cómo funcionan las teorías conspirativas de la derecha durante la pandemia. Explica Hans Pfeifer: ‘Examinaron durante tres meses 120.000 publicaciones de Facebook, y de varios medios de comunicación alemanes. Junto a la cobertura de periódicos y emisoras establecidas, también hubo un aumento del número de publicaciones en ‘medios alternativos de la derecha que quieren diferenciarse de medios establecidos y la élite política’. Medios alternativos informan sobre los mismos hechos, verificables, pero engordan estos informes con especulaciones como la que el virus se produjo en un laboratorio, o que es menos peligroso de lo que los informes explican. Difunden los mensajes de manera sutil en una estrategia de comunicación aparentemente inofensiva. Los informes falsos-de-forma-obvia no se ajustan a este enfoque (2). Una mezcla de temas puede acompañar la información – refugiados, etnias, cambio climático, religiosos … – sobre el coronavirus. Medios fuera de mainstream también tienen otros contenidos sobre teorías, como este artículo (3) del académico de la Open University del Reino Unido Jovan Byford sobre conversaciones sobre teorías. Nota a pie de apunte: el lawfare también es una teoría, y una práctica, ambas conspiratorias (pero explícitas, por probables)

Un medio alemán escribe que el partido español Vox, que ya censura algunos medios en sus actos, ha añadido las webs verificadoras de hechos a esta censura, como Newtral o Maldita. El Washington Post fue uno de los diarios pioneros en establecer un factchecker, y lleva documentadas miles de noticias – 9.014 en marzo de 2019 (4) – mentiras flagrantes o afirmaciones engañosas de Trump. Vox tiene en el Congreso un proyecto de ley para que organismos no puedan corregir afirmaciones falsas, no se puedan corregir opiniones y que sólo los tribunales puedan juzgar la veracidad de una afirmación. ‘No tiene posibilidades, pero puede haber conseguido una asociación entre los factcheckers y un gobierno ‘de extrema izquierda’ (5). Concentraciones anti-medidas Covid-19 se han visto en Berlín, Melbourne (6), Madrid, Bruselas, Roma, Edimburgo, ciudades de los Estados Unidos y otros países, utilizadas por grupos de ultraderecha para difundir su mensaje en concentraciones heterogéneas. En Alemania, ‘teorias sobre chips de control mental, Bill Gates y máscaras han dado combustible a protestas, donde han crecido manifestaciones contra el gobierno imponiendo límites a las libertades’. Las voces prominentes que alimentan las teorías de conspiración incluyen un cocinero vegano, un escritor, una estrella pop y cardenal (7). La utraderecha se ha apropiado de protestas vecinales, y de concentraciones críticas contra las medidas, desterrando la racionalidad (8).

En Francia, denuncia The Times of Israel (9), los antisemitas han adoptado el virus como tema para transmitir su mensaje a un público amplio, asustado y enojado. ‘Con todo el mundo encerrado en casa, los espectadores fieles de personas como Dieudonne M’bala M’bala y Alain Soral, dos conocidos incitadores al odio a los judíos, inevitablemente consumirán y diseminarán más’. El antisemitismo en Francia también muestra ‘la fragilidad de la sociedad francesa, la polarización y la confusión. En las últimas semanas, una caricatura de Agnes Buzyn, la anterior ministra de salud de Francia, judía, vertiendo veneno en un pozo – una representación de una de las teorías más frecuentes que llevó a los pogroms durante la peste negra medieval – ha sido compartida decenas de miles de veces por las redes sociales francesas’. Otra imagen viral superpone la cara de Buzyn en la caricatura antisemita el ‘vendedor feliz’ que muestra un hombre judío enfadado frotándose la palma. Sigue un vídeo ampliamente compartido que acusa Buzyn y su marido, Yves Levy, también judío, de retener cloroquina – un medicamento antimalaria que se considera un posible medicamento anti-coronavirus, también por parte del presidente de Estados Unidos Donald Trump, pero su efecto contra el coronavirus no está demostrado – del público francés para obtener ganancias financieras. Obtuvo 170.000 vistas en YouTube antes de ser borrado.

Apunte 2. Psicología

Jovan Byford, titular de psicología en la británica Open University, ha hablado años con teoristas de la conspiración. Lo explica en un artículo (10) y sugiere pautas para conversar sobre temas: reconocer la dimensión de la tarea, el componente emocional, ver en que se cree, establecer marcos comunes, explorar y contrastar hechos, valorar los argumentos del otro, ser realista. Si se quiere promover el escepticismo como un valor positivo es necesario, dice, ‘ser realistas, no pretender la conversión’. Aportar dudas sobre un argumento que de entrada, ‘puede ser seductor’. También un artículo en un periódico australiano (11) habla de hablar, de reconocer la incomodidad, y la importancia de la empatía y la tolerancia.

De lo aleatorio y de lo imprevisto, podemos tener tendencia a buscar una explicación, y a veces esta es algo sin base, no probada, que puede ser seductora. También podemos tener tendencia a negar una amenaza si incomoda en una situación determinada. Una respuesta corriente es ‘dirán lo que quieran que sabemos’. Esto niega la posibilidad de saber y de querer saber: lo que pienso es cierto, y eso me tranquiliza.

En el New York Times, Max Fisher describe la avalancha de teorías, y por qué es importante hablar de ello. Malvados, terapias top secret que-no-quieren-que-escuches, tramas… erosión de la confianza pública mermando a los agentes de salud, ‘mucha gente empeora su ansiedad en busca de la tranquilidad de saber’. Teorías que parecen dar a una tragedia sin sentido algún grado de significado, aunque sea oscuro. ‘Compartir estos conocimiento puede dar a las personas algo difícil de encontrar en semanas de bloqueos y muertos: un sentido de acción. Los rumores y las afirmaciones poco creíbles se esparcen entre personas con facultades críticas que simplemente han sido desbordadas por la confusión y el desamparo’ (12). Y están los gobiernos que promueven afirmaciones falsas para ocultar sus fracasos y tener beneficio político (13).

Apunte 3: negacionismo

John Charpentier, en una interesante opinión documentada (14), ubica en el s. XIX las bases del negacionismo médico moderno: ‘Un dudoso sistema de medicina de hierbas se convirtió en un plan para todo el mundo que quiere ponerse a vender cuidados para todo, desde el cáncer hasta la Covid-19’. El negacionismo podría parecer algo ‘de Hollywood’ y las redes sociales, pero ‘la pseudociencia es una piedra angular cultural en Estados Unidos’. Samuel Thomson, ‘llevado por la providencia’, fue un prototipo del empresario ambicioso, autodidacta y triunfador. Jugó con identidades políticas, culturales y religiosas, con muchísimas conferencias y un bestseller (15) con soluciones médicas para todo y anécdotas auto-bombo. En el marco del revivalismo protestante del Segundo Gran Despertar de la primera mitad del s. XIX, sus seguidores se reunían en ‘Sociedades Botánicas Amicales’ más parecidas a iglesias que a sociedades botánicas – científicas. ‘El hecho de que fuera denunciado por médicos como un fraude peligroso, fuera acusado regularmente de matar pacientes e incluso juzgado por asesinato una vez en Massachusetts, parecía sólo hacer brillar más la leyenda de su persecución’. Llegó a miles de miles de estadounidenses. Dos siglos después encuentro paralelismos con figuras actuales: un tribunal federal de Estados Unidos prohibió en mayo a una la iglesia de Bradenton vender MMS como cura milagrosa de la Covid-19, SIDA, leucemia, Alzheimer, autismo … (16). El mismo diario explicaba dos meses después de esta noticia que la familia se hizo rica con estas ventas (17). La denuncia de los intereses de las corporaciones farmacéuticas se diluye en la propuesta de determinadas alternativas. Iosu Perales, en un artículo en Alainet (18) es explícito en su opinión: El negacionismo dispara contra la vida. Lo primero que hay que recordar es que es un fenómeno que ha acompañado la historia de la humanidad y no hay nada nuevo bajo el sol’. Nada nuevo bajo el sol: excelente artículo de la BBC, ‘Roma 331 D.C. Mujeres acusadas de provocar intencionadamente envenenamientos, en lo que era una epidemia de infecciones por una plaga que provocaba muertos’. De ahí, a la idea de que la industria global de las telecomunicaciones difunde el virus (19)…

Apunte 4

Los académicos saben mucho, por ejemplo el Dr. que se entrevista en este vídeo en YouTube (20) afirmando cosas. Pero también debería ser fácil encontrar contenidos que expliquen que las PCR son pruebas específicas para el Sars-cov-2, y porque lo son. El Dr. sabe de qué habla y parece saber qué quiere decir. Ayuda a relativizar, pero esto no tendría que ser necesario. Es confuso, hay quien querrá entender que virus como el HIV o el Covid-19 o el primer SARS no existen, porque, dice él, no se secuenciaron ¿La gripe tampoco? La palabra síntesis se utiliza una vez, sin aclarar qué quiere decir. Un doctorado le da credibilidad, y entonces ya todo está claro y es verdad – si hay predisposición. Pero gracias Dr. para explicar que circulan muchos exosomas por el cuerpo, con fragmentos de RNA y DNA, es un aprendizaje, y también es cierto que por determinadas variables, las pruebas ELISA o PCR tienen margen de error. No voy a entrar porque no es el tema en ciertas oscuridades, casi de dominio público, de cuestiones del Dr. Gallo y del MD Anthony Fauci en el campo de la virología. Sin olvidar que los antirretrovirales contra el sida han contribuido a salvar muchas vidas. También el premio Nobel Luc Montagnier – y no es el único Nobel – ha sido criticado por colegas suyos por afirmaciones recientes engañosas. Gallo y Montaigner han generado conocimientos importantísimos. Sobre el contenido con el que empezaba este apuntes también hay muchos, pero no se difunden de la misma manera los contenidos que muestran que la prueba PCR es específica para Covid-19. Sin ir muy lejos el decano del Colegio de Biólogos de Euskadi ha sido rebatido con hechos, sobre un documento público con desinformación sobre Covid-19 que ha sido retirado (21).

A veces la ciencia hace autocrítica, ahora de forma sonada al ver investigaciones parciales, no independientes y basadas en datos externos de origen dudoso, sobre el uso de la hidroxicloroquina contra la Covidi-19 que ha dado lugar a un ya histórico episodio (22) (23) en una de las revistas médicas por excelencia, The Lancet. Vademecum explica que ‘sigue siendo necesaria la investigación con hidroxicloroquina’, medicamento utilizado para la prevención y el tratamiento de la malaria, y hay 16 ensayos clínicos (8 como profilaxis) autorizados por la AEMPS en marcha en España que la incluyen de alguna manera, a los que deseo suerte (24).

Apunte 5. Cajón de sastre

Si tiene un rato puede ser interesante leer que ‘los judíos o ciertas sectas esotéricas (Illuminati, masones, etc.) manejan el mundo’, ‘los extraterrestres están entre nosotros’, ‘las vacunas son un experimento en masa que provoca autismo’, ‘la actual enfermedad Covid-19 se activa por las emisiones de ondas 5G’, ‘la aparición de un cometa anuncia el final de nuestro planeta’ o quien construyó las pirámides de Egipto y un largo etcétera en Alainet, en un artículo de Marcelo Colussi que básicamente anima a ser crítico, pero también apunta a confusión (25). También ‘Los rumores de curas secretas (lejía diluida, apagado de los aparatos electrónicos, plátanos) prometen protección contra una amenaza de la que ni los líderes mundiales pueden escapar’. Y por qué importa hablar de ello (26). Empresas de redes sociales como YouTube, Vimeo y Facebook retiraron en mayo un vídeo viral (27) de teoría de la conspiración – élite global, Gates, vacunas, OMS, etc … -. Ha salido en agosto una segunda parte que también cuestionan los factcheckers (28).

NewsGuard, una empresa de análisis de medios sociales, encontró cuentas en Alemania, Francia e Italia con muchos seguidores que publicaban contenido falso sobre la pandemia. Es lo que tienen en común un luchador profesional francés, un político del ala derecha italiano, y una revista alemana anti-migrantes. Mark Scott tuvo una copia del informe y escribió (29) para denunciar que en Francia, Alemania e Italia, la compañía encontró dieciséis cuentas de Twitter con un total de más de 600.000 personas que compartieron falsedades sobre el nuevo coronavirus. En Estados Unidos, la compañía también documentó una difusión similar. Bioarmas, rumores que se promueve esta crisis, ‘Bill Gates dispone de la vacuna desde antes del inicio de una pandemia causada por un virus muy débil’ – el mismo cajón de sastre habitual que encontramos también en las publicaciones francamente indigeribles de Miguel Bosé (30). ‘Una red de teoristas de la conspiración relacionan la tecnología 5G con el nuevo coronavirus, y venden un USB protector por 350 $’ (31). Circuló ampliamente un video – ya eliminado – del activista anti-5G Mark Steele encargado por el partido ultraderechista británico UKIP. En este marco, en abril, activistas británicos de esta línea sabotearon 20 antenas de telecomunicaciones (32).

Un apunte (33) de Michael Butter, profesor de American Literary and Cultural History – University of Tübingen habla de la historia del concepto: ‘Las teorías conspiratorias tienen una larga historia, pero el término ‘teoría de la conspiración’ surgió mucho más recientemente. Hace sólo unas décadas el término tomó las connotaciones despectivas que tiene hoy en día, donde llamar a alguien teórico de la conspiración puede ser como un insulto’. Por tanto, no puede sorprender que incluso haya una teoría de conspiración sobre los orígenes de la etiqueta. ‘Esta teoría de la conspiración afirma que la CIA inventó el término en 1967 para descalificar a quien cuestionó la versión oficial del asesinato de John F Kennedy y dudaron de que su asesino Lee Harvey Oswald actuara solo’. Incluso hay dos versiones de esta teoría. La versión más extrema afirma que la CIA inventó literalmente el término en el sentido de que las palabras “conspiración” y “teoría” nunca se habían utilizado antes en combinación. Una versión más moderada reconoce que el término existía antes, pero afirma que la CIA creó intencionalmente sus connotaciones negativas y convirtió la etiqueta en una herramienta de propaganda política.

Uno de cada 6 británicos rechazaría la vacuna cuando estuviera disponible, según una encuesta reciente: aunque la indecisión ante las vacunas es un tema complejo con múltiples causas, la cantidad de teorías que circulan sobre el coronavirus no sirven de ayuda. Son importantes las ideas a escala individual, y la implicación de los sistemas de salud y de las empresas de comunicación social para acotar la propagación de la desinformación. Tampoco ayuda la Iglesia católica con sus portavoces, como el cardenal Cañizares en España, que sobre la vacuna contra la Covid-19 dice: ‘Se está haciendo a base de fetos abortados’. Se topa con la Iglesia, suele decirse en algunos casos (34).

Afortunadamente el humor también ha circulado por las redes sociales

Notas al margen

1. La presidencia del Área de Utah de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), que consta de líderes locales que presiden las actividades de la iglesia en la región, pidió que se llevaran máscaras de cara al público “para la bendición y el beneficio de todos”. Los tres líderes de la zona, que citan un “coro creciente de autoridades médicas”, recomendaron a los miembros de la iglesia llevar máscaras tanto en el interior como en el exterior para frenar la propagación del coronavirus – https://www.cnn.com/2020/07/13/us/mormonchurch-wear-mask-coronavirus-trnd/index.html).

2. Después está la teoría del shock, o del capitalismo del desastre, de la respetada Naomi Klein (2007), cuando la ciencia y la historia + política y economía y otras disciplinas se igualan a la ciencia ficción. A someter a análisis. Pero eso es otra historia.

3. Escuchemos Noam Chomsky en una transcripción de una entrevista de julio 2020: ‘(…) Deberíamos entender las raíces de esta pandemia. Si no entendemos las raíces y las extirpamos, habrá otra y peor. Hasta ahora, hemos tenido suerte. Hay coronavirus, pandemias, epidemias muy graves y hay muchas posibilidades. Hasta ahora, todas las que han ocurrido en los últimos 10 o 15 años, o bien el virus ha sido muy mortal, pero no tan contagioso, como el ébola [], o muy contagioso pero no muy mortal, como el Covid-19. ¿Qué pasa cuando el siguiente que llega es muy contagioso y mortal? Estamos en graves problemas. Mucho peor que la llamada gripe española, que debería ser llamada gripe de Kansas según la lógica de Trump. Se originó en Kansas hace un siglo. Quizás nos enfrentemos a algo mucho peor. Hay maneras de tratarlo. Tras la epidemia de SARS de 2003, los científicos sabían que era muy probable otra. Lo advirtieron. Presentaron políticas que podrían llevarse a cabo. No se implementaron, en parte a causa de importantes patologías institucionales. Las compañías farmacéuticas, que son los candidatos obvios para tratarlo, no pueden, por lógica capitalista directa. No gastas dinero para intentar evitar una catástrofe dentro de 10 años. Lo que haces es intentar ganar dinero mañana. Esta es la lógica del sistema. Por tanto, las empresas farmacéuticas están excluidas, por la lógica capitalista (…)’ https://www.democracynow.org/2020/7/30/noam_chomsky_coronavirus_trump_response

4. Fake you. Fake news y desinformación (Raig verd, 2019, Simona Levi / Xnet / Robert Guixaró / Max Carbonell / Gemma Palau / Elizabeth Body / Gemma García) es un proyecto dirigido por Simona Levi -impulsora de la plataforma de activismo digital Xnet- que analiza cómo gobiernos, partidos políticos, importantes medios de comunicación, corporaciones y grandes fortunas participan de la manipulación informativa, así como de los recortes de la libertad de expresión (https://www.periodistes.cat/capcalera/creadors-de-mentides)

5. Nota Lawfare https://youtu.be/seTxGtMxBS4

6. ‘4 Claves para ayudar alguien a salir del agujero del conejo de QAnon’: https://www.psychologytoday.com/ca/blog/psych-unseen/202009/4-keys-help-someone-climb-out-theqanon-rabbit-hole

Nota al pie: al principio de la pandemia me interesaron dos líneas de investigación, la vitamina D (https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.05.01.20087965v3), y la quercetina (https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0968089606007310). En la primera, se vieron, en algún análisis, patrocinios que eran parte. Pero nadie puede dudar de su papel en el sistema inmunológico. Invertir en investigación, pública o público-privada, nunca es suficiente. Pero los valores empresariales son legítimos, si sobre todo en la ciencia se pone por delante la transparencia, el contraste, la autocrítica, esencias del método científico-experimental. Me interesa ser corresponsable de mi salud. La teoría se lanza. La hipótesis se formula y se propone para su verificación.

‘Post nota: ‘La caricaturización de las protestas es riesgosa, porque puede impedirnos entender las dinámicas más complejas que se esconden detrás de su emergencia y privarnos así de herramientas para anticipar lo que puede ser el germen de un movimiento más amplio’. Agustín Cosovschi y Jovana Papovic en Le Monde Diplomatique (https://www.eldiplo.org/notas-web/quien-se-opone-al-barbijo/‘ 

Notas:
(1) https://www.washingtonpost.com/outlook/2020/05/05/coronavirus-conspiracy-theories-pandemic/)

(2) https://www.dw.com/en/pandemic-populism-germany-sees-rise-in-conspiracy-theories/a-53240063

(3) https://theconversation.com/ive-been-talking-to-conspiracy-theorists-for-20-years-here-are-my-six-rules-of-engagement-143132

(4) https://www.washingtonpost.com/politics/2019/03/04/president-trump-has-made-false-or-
misleading-claims-over-days/

(5) https://www.washingtonpost.com/politics/2019/03/04/president-trump-has-made-false-or-
misleading-claims-over-days/

(6) https://www.dailymail.co.uk/news/article-8562525/Coronavirus-anti-maskers-gather-Melbourne-gym-discuss-manifesto-Bunnings-Karen.html

(7) https://www.scmp.com/news/world/europe/article/3084165/coronavirus-conspiracy-theories-about-mind-control-chips-bill

(8) https://ucfr.cat/2020/09/03/lextrema-dreta-es-treu-la-mascara/

(9) https://www.timesofisrael.com/anti-semitic-conspiracy-theories-an-odious-symptom-of-frances-virus-crisis/

(10) https://theconversation.com/ive-been-talking-to-conspiracy-theorists-for-20-years-here-are-my-six-rules-of-engagement-143132

(11) https://www.abc.net.au/life/how-to-have-a-conversation-with-a-conspiracy-theorist/12228710

(12) https://www.nytimes.com/2020/04/08/world/europe/coronavirus-conspiracy-theories.html

(13) https://www.alainet.org/es/articulo/206525

(14) https://undark.org/2020/04/09/thomsonian-medicine/

(15) https://archive.org/details/cihm_01684/page/n5/mode/2up

(16) https://www.bradenton.com/news/local/article242484731.html

(17) https://www.bradenton.com/news/local/crime/article244122777.html

(18) https://www.alainet.org/es/articulo/208526

(19) https://www.bbc.com/future/article/20200522-what-we-can-learn-from-conspiracy-theories

(20) https://www.youtube.com/watch?v=2SNpVRdD37c&feature=youtu.be&ab_channel=AngelGraciaSr

(21) https://maldita.es/malditaciencia/2020/08/10/afirmaciones-falsas-decano-colegio-biologos-euskadi-covid-19/

(22) https://www.thelancet.com/journals/lanpub/article/PIIS0140-6736(20)31290-3/fulltext

(23) https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31180-6/fulltext

(24) https://www.vademecum.es/noticia-200806-la+investigaci+oacute+n+cl+iacute+nica+con+hidroxicloroquina+necesaria_14522

(25) https://www.alainet.org/es/articulo/206737

(26) https://www.nytimes.com/2020/04/08/world/europe/coronavirus-conspiracy-theories.html

(27) https://www.washingtonpost.com/technology/2020/05/07/plandemic-youtube-facebook-vimeo-
remove

(28) https://maldita.es/malditaciencia/2020/09/01/plandemic-indoctornation-afirmaciones-falsas-pandemia-covid19/

(29) https://www.politico.eu/article/covid-19-coronavirus-twitter-misinformation-germany-italy-france/

(30) https://maldita.es/malditaciencia/2020/08/10/miguel-bose-gavi-fundacion-bill-y-melinda-gates-componentes-vacunas/

(31) https://www.buzzfeednews.com/article/ryanhatesthis/coronavirus-5g-conspiracy-profit

(32) https://www.theguardian.com/technology/2020/apr/06/at-least-20-uk-phone-masts-vandalised-over-false-5g-coronavirusclaims

(33) https://theconversation.com/theres-a-conspiracy-theory-that-the-cia-invented-the-term-conspiracy-theory-heres-why-132117

(34) https://www.publico.es/sociedad/bulo-cardenal-canizares-vacuna-covid-19-haciendo-base-fetos-abortados.html

 

 

————————————————————————————————————-

Aviso: un equipo de periodistas independientes

Josep Marín

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*