medioambiente

África: sigue avanzando la Gran Muralla Verde

Crear empleo, mejorar la red de infraestructuras en la región del Sahel e impulsar las inversiones en educación para dar esperanzas a los jóvenes y eliminar las causas fundamentales que nutren a grupos armados e inestabilidad. Estas son solo algunas de las repercusiones positivas de la Gran Muralla Verde, un proyecto cuyo objetivo para 2030 es salvar de la desertificación 100 millones de hectáreas entre Senegal, en el extremo occidental del Sahel, y Djibouti, en el Cuerno de África.

Con ocasión del primer informe sobre el avance de las obras de la Gran Muralla, los ministros de los 11 países fundadores de la iniciativa y representantes de diversas organizaciones que participan en el proyecto, han puesto de relieve estos aspectos positivos.

El proyecto fue aprobado por la Comunidad de Estados Sahelo-Saharianos (CENSAD) en 2005 y se puso en marcha dos años más tarde, en 2007. Objetivo: crear una enorme franja de tierra regenerada y fértil, larga 7.600 km y ancha por lo menos 15 km, que impida el avance del desierto, grave consecuencia del cambio climático y del calentamiento global. Pero también replantear el concepto de desarrollo desde una perspectiva que tenga en cuenta la estrecha relación entre riesgos medioambientales y condiciones socio-económicas.

En el transcurso de 13 años de trabajo, dice el informe, se han regenerado casi 18 millones de hectáreas de suelo.
Las obras de recuperación de suelo y la nueva vida de los ecosistemas involucrados en este plan han creado unos 350.000 empleos y generado unos 90 millones de dólares.

Pero según Amina Mohammed, Vicesegretaria General de Naciones Unidas, que participó en la conferencia de presentación del informe, “no es suficiente”. La dirigente de la Onu señaló que es necesario realizar mayores esfuerzos, especialmente ahora que nos estamos enfrentando a dificultades adicionales causadas por la pandemia del coronavirus.

El informe dice que para alcanzar el objetivo previsto será necesario regenerar alrededor de 8 millones de hectáreas cada año durante los próximos diez años. Se estima que el esfuerzo económico que queda por hacer es de unos 4.000 millones de dólares.

————————————————————————————————————-

Fuente: Pressenza

Un equipo de periodistas independientes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*