Cannabis, Terapéutico

Cannabis para tratar el Alzheimer y la demencia: empieza un ensayo en Australia

Probarán medicamento con THC y CBD en 50 pacientes que padecen demencia y Alzheimer. El estudio se realizará en Australia, gracias a la colaboración entre la sociedad europea MGC Pharmaceuticals y la Universidad Notre Dame de Perth. El fármaco recibe el nombre de CogniCann. Según el fabricante, es el único producto a base de fitocannabinoides disponible en Australia con receta médica, y contiene THC y CBD con ratio 3:2.

En la investigación participarán 50 pacientes con demencia y enfermedad de Alzheimer mayores de 65 años de diversos centros sanitarios de Perth. El objetivo consiste en evaluar los potenciales beneficios conductuales de CogniCann en estos pacientes. Los resultados deberían llegar en la primera mitad de 2021.

«Si tiene éxito, CogniCann® podría generar un impacto positivo en la vida de los pacientes y de sus cuidadores en todo el mundo. Del mismo modo, podría impulsar una nueva vía de investigación y desarrollo clínico para abordar los retos de los efectos de la demencia y del Alzheimer», subrayó Roby Zomer, co-fundador y director general de MGC Pharma.

Varias publicaciones científicas apoyan esta tesis. En un estudio de 2014 publicado en Neuron, los investigadores observaron que las placas de beta-amiloide, consideradas como el principal marcador de la enfermedad de Alzheimer, perjudican la memoria al interferir con la normal actividad de los endocannabinoides. Según otro importante estudio en vitro publicado en 2016 en Aging and Mechanisms of the Disease, los cannabinoides ayudan a eliminar la proteína tóxica beta-amiloide que causa este tipo de demencia.

Por último, en un estudio de 2017, los investigadores encontraron que bajas dosis de THC restablecían las funciones cognitivas en ratones de edad avanzada: «Los ratones de 12 y de 18 meses a los que se había suministrado THC mostraron funciones cognitivas comparables a las de los ratones de apenas dos meses de edad», reportaron los investigadores en el estudio publicado en Nature Medicine.

————————————————————————————————————-

Aviso: un equipo de periodistas independientes

 

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*