medioambiente

Mayo, 25°C en Siberia: si esto te parece normal

El 22 de mayo, en Khatanga, Siberia – área norte del círculo polar ártico –, la temperatura alcanzó los 25,4° C. Es más del doble que el anterior récord de temperatura registrado en primavera (12° C), estación durante la que la temperatura promedio es de 0° C.
El cambio climático y las pandemias son fenómenos parecidos, ambos son el resultado de la alteración de los ecosistemas y del impacto del ser humano sobre el medio ambiente. En vez de relajarnos y felicitarnos a nosotros mismos por el hecho de que la naturaleza recupera sus espacios, deberíamos centrarnos en las consecuencias de nuestras acciones y de las decisiones que toman los líderes mundiales en materia de energía.

Los récord de 2019
El año pasado ya se habían batido récords, fue la primavera más cálida desde que empezaron los registros en 1936. Las temperaturas medias en el norte de Rusia, es decir por encima del paralelo 60, fueron 3,8 grados más altas de lo normal. La región que ha tenido el mayor aumento de temperatura de todo el Ártico es la región de los Urales septentrionales, con un promedio de 1,58 grados más por cada década en los últimos 30 años. Mientras que en todo Rusia, durante el mismo periodo, el aumento ha sido de 0,47 grados por cada década, el doble del promedio mundial.

El deshielo temprano del Ártico
El gran rio Yanisey refleja esta realidad. Es un curso de agua que parte de Mongolia y atraviesa toda la región de Siberia hasta desembocar en el Océano Ártico, donde los hielos se derritieron dos semanas antes de lo habitual, a finales de marzo, desplazando enormes masas de hielo hasta la costa ártica del mar de Kara. Según Roshydromet, el servicio de metereología ruso, se están produciendo situaciones parecidas en todos los principales ríos del país, incluidos el Dviná del Norte, el Pechora y el Obi: en todos se ha verificado un deshielo temprano de las aguas, causando enromes desequilibrios en los ecosistemas. El aspecto más aterrador es el comentario de Roshydromet: “esta será la nueva normalidad”.

Los llamamientos a Putin
En el curso de estas últimas semanas, 15 organizaciones ambientales rusas encabezadas por Greenpeace y Fridays For Future Russia, están sensibilizando a la opinión pública a través de llamamientos a su presidente. El último se hizo con una carta abierta en la que piden que el plan de acción nacional para superar el Covid-19 incluya medidas “verdes”.
También otras organizaciones como el
WWF Russia y la Patron of the Polar Regions dell’United Nations enviromental programme (Unep), se han dirigido a Putin para que apruebe medidas en favor de los sectores green de la economía.
El presidente de Rusia, al igual que el de EE.UU,
nunca mostró simpatía hacia los ecologistas ni adoptó medidas políticas en favor del medio ambiente. Según las encuestas de Ipsos, entre 2014 y 2020, la concienciación sobre el cambio climático ha bajado del 83 al 75%, y en Rusia se ha pasado del 75 al 63%. Todo ello a pesar de que Rusia se unió a los Acuerdos de Paris en septiembre 2019. Pero el mismo acuerdo ha sido incumplido por la misma Europa, lo que demuestra que el Green New Deal es en teoria un modelo positivo, pero si no lo aplicamos no sirve de mucho.

————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Por Stela Xhunga. Fuente: People for planet

SOME RIGHTS RESERVED – CREATIVE COMMONS
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*