Cannabis, High News

En tiempos de coronavirus el cannabis en EE.UU se considera un servicio “esencial”

La emergencia virus ha llegado también a EE.UU. donde cada vez son más las ciudades y los estados que consideran el cannabis como un servicio “esencial” que debe seguir en pie no obstante las restricciones en curso.

Las autoridades de la ciudad de San Francisco ordenaron a la población el denominado “shelter-in-place”, que obliga a todo el mundo a quedarse en casa. Quedan exentas de la obligación aquellas personas que prestan un servicio “esencial” para el funcionamiento de la sociedad. Los servicios esenciales incluyen la atención sanitaria, los servicios públicos y los de emergencia. Y ahora, también el suministro de cannabis a los consumidores se considera un servicio esencial. Como señaló la alcaldesa London Breed: “en lo que respecta a los dispensarios de cannabis, el Departamento de Salud Pública dejó claro hoy que, dado que el cannabis tiene usos médicos, los dispensarios podrán funcionar como actividades esenciales, al mismo nivel que las farmacias”.

Por tanto, los dispensarios deben respetar las nuevas normas, como la distancia entre clientes y el uso de equipos de protección y gel desinfectante.

Una situación parecida se ha dado en el estado de Nueva York, donde el cannabis medicinal es legal. Un representante de la oficina del gobernador Cuomo ha aclarado que la orden ejecutiva incluye a los dispensarios, dado que son considerados como “proveedores de servicios médicos esenciales”. También en el condado de Los Ángeles, las autoridades han dejado claro que los dispensarios no tienen la obligación de cerrar.

El gobernador de Nevada, Steve Sisolak, ordenó el cierre de todas las actividades comerciales no esenciales. Pero dejó a los dispensarios de cannabis la posibilidad de decidir si abrir o permanecer cerrados.

Otros estados como Illinois, Michigan y Colorado aplicaron normas de emergencia para que las tiendas de cannabis puedan seguir trabajando, siempre y cuando tomen medidas para reducir las posibilidades de contagio.

E incluso en Holanda, la consideración del gobierno fue la misma. Después de anunciar el cierre de los coffee shop, mucha gente salió a la calle en busca de coffee shop donde abastecerse, y se crearon largas colas delante de todos los establecimientos del país. Así, el gobierno dio inmediatamente un paso atrás, permitiéndoles permanecer abiertos para la venta pero no para el consumo en su interior.

Por M. Catania
————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*