DV news, medioambiente

Acusan a Bayern por utilizar otro herbicida killer

El tribunal de Missouri, en Estados Unidos, impuso una sanción de 265 millones de dólares a los gigantes Bayer y BASF por daños medioambientales. Se les acusa de haber destruido un terreno entero de melocotoneros por culpa de un herbicida denominado Dicamba, un producto “heredado” de Monsanto. La decisión podría alentar otros agricultores de Arkansas y de Illinois a emprender acciones legales parecidas.

El cultivador que ganó la demanda se llama Bill Bader y trabaja en un terreno melocotonero en la parte sur este del estado de Missouri. El agricultor demandó a la multinacional por sufrir graves daños en su plantación, que fueron causados por el Dicamba utilizado en los terrenos alrededor, sembrados con algodón transgénico resistente a los herbicidas. Según los expertos, se trata de un pesticida que no solo había permanecido en los campos de algodón sino que había alcanzado los árboles de Bader secando sus hojas y matándolos.

Actualmente, Bayern está recibiendo golpes procedentes de varios frentes: por un lado, el caso de Roundup – que roza los 10 mil millones –, el herbicida potencialmente cancerígeno para el hombre (un estudio reciente publicado en Environmental Health ha confirmado que es responsable de tumores en animales de laboratorio), por otro, las acusaciones de haber ocultado los riesgos para la seguridad asociados al anticonceptivo Essure, y por otro, las miles de acciones legales emprendidas por varias ciudades estadounidenses que acusan Monsanto de haber contaminado los cursos de agua con PCB tóxicos.

————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*