medioambiente

Bolsonaro y la nueva ley que destruirá el Amazonas

Bolsonaro acaba de cumplir 300 días de gobierno en Brasil

Según Jair Bolsonaro, el Amazonas debe producir materias primas e ingresos. Para que esto ocurra, el presidente de Brasil está trabajando para cambiar el aspecto del pulmón verde del planeta a través de un polémico proyecto de ley que permitiría realizar actividades mineras, agrícolas y de producción de energía hidroeléctrica en los territorios indígenas.

Bolsonaro lo prometió en su campaña electoral y ahora está pasando a la acción: “Este es un gran avance – dijo el presidente de Brasil – pero tendremos que enfrentarnos a la presión de los ambientalistas”, que advierten que las extracciones acelerarán la deforestación de los bosques tropicales del país. Mientras tanto, crece la desaprobación de los líderes indígenas que se reunieron en el Mato Groso para denunciar las agresiones de la administración de Bolsonaro y para recordar que la prevista explotación de la tierra socavaría la existencia de su comunidad y borraría sus culturas, las cuales ya se ven amenazadas por la creciente invasión de taladores ilegales.

Por su parte, Bolsonaro cree que los indígenas ocupan demasiada tierra – el 13% del país – dificultando el desarrollo económico que resultaría de los incontables recursos mineros como oro y diamantes que allí se encuentran. En una nota oficial, el gabinete del presidente dijo que la “omisión” de los gobiernos anteriores de regular las actividades económicas causó incertidumbre jurídica y favoreció la extracción minera ilegal”.

La propuesta incluye disposiciones para la consulta de las comunidades indígenas y requeriría la aprobación del Congreso para cualquier proyecto de producción de energía hidroeléctrica o minera. Sin embargo, funcionarios del gobierno afirmaron que las comunidades indígenas no van a tener derecho de veto sobre los proyectos una vez que éstos hayan sido autorizados por el Congreso.

Bolsonaro también planea permitir agricultura comercial a gran escala en las reservas indígenas, algunas de las cuales ya tienen plantaciones de soja aunque no estén permitidas por las actuales leyes medioambientales.

—————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*