DV news, lifestyle

EE.UU: Entrega a domicilio de microdosis psicoactivas para mejorar el estado de salud

Entre las fuerzas motoras del conocido como renacimiento psicodélico – término inventado por David Nutt que hace referencia a la oportunidad de utilizar sustancias alucinógenas como herramientas terapéuticas – está el consumo periódico y/o estructurado de microdosis de LSD o psilocibina (generalmente): menos de una décima parte de la dosis estándar. Se trata de una práctica que se ha vuelto bastante popular, sobretodo en la escena de habla inglesa, y que sirve para estimular la creatividad y la empatía, o para reducir la ansiedad social. En internet es posible encontrar foros, páginas web, encuestas y libros de vario tipo que aclaran los detalles, los beneficios y las problemáticas de este tipo de práctica. Incluso la Beckley Foundation está llevando a cabo una extensa investigación científica sobre este tema.

Por tanto, no sorprende que en EE.UU ya está a la venta en Internet una especie de Microdosing Kit – aunque para comercializarlo han tenido que utilizar alguna argucia legal. El producto es de la empresa canadiense Microdelics, tienda online especializada en medicina psicodélica. Su precio es de 59,95 dólares por un frasquito de 100 microgramos de 1P-LSD, lo que viene a ser “diez microdosis de 1P-LSD”, sustancia que se define como “sustituto legal” del más conocido ácido lisérgico, cuyo consumo todavía està prohibido en todo el mundo.
La posibilidad de adquirir este producto se debe a que las normativas locales no prohíben específicamente sustancias similares como el 1P-LSD. Aunque su consumo está prohibido en EE.UU, la compra y posesión solo con fines de estudio e investigación no lo están. La situación es parecida a la de las esporas de los hongos Psylocibe, que se pueden comprar en Internet para estudiarlas con el microscopio o como hobby micológico, pero no para cultivarlas o consumirlas, práctica que sigue siendo ilegal.

En la misma página web pone que el 1P-LSD está totalmente prohibido en Europa, aunque hay alguna zona gris en Alemania y en otros países extra-europeos. Tampoco faltan instrucciones detalladas sobre cómo medir y guardar esta peculiar “tintura de LSD”, garantizando los mismos beneficios potenciales de las auténticas microdosis psicoactivas.

Por B.Parrella periodista y escritor basado en EE.UU
————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*