Cannabis, Historia y Cultura

Comparación entre luces LED y HID – Parte II


En el mercado hay LED con los que puedes configurar, de forma manual o automática, parámetros
como la intensidad de la luz y el espectro de frecuencias, lo cual es algo que permite a los grower adaptar sus necesidades a la fase de desarrollo de las plantas. También las HID tienen algunos controles con los que es posible reducir manualmente los vatios usados y la intensidad de la luz… Pero este también ha sido uno de sus puntos débiles en el pasado. Se trata de una característica muy atractiva que hace que los nuevos cultivadores prefieran los modelos LED de última generación.

Los focos HID son mucho más avanzados y tienen muchos más años de pruebas a sus espaldas, y recientemente han mostrado resultados muy positivos en el crecimiento de las plantas. Aunque los LED ofrecen una buena difusión de la luz, hay problemas en la penetración de los rayos, por tanto, de momento, la iluminación HID sigue siendo mejor en este aspecto.

Los costes de funcionamiento de las nuevas zona para el cultivo y los de gestión cotidiana de la maquinaria y del personal, deben mantenerse bajos y ser rentables. La notable ventaja que ofrecen las bombillas LED respecto a las HID es algo que debe tenerse en cuenta cuando se preparan nuevos cultivos. Las lámparas de LED duran entre 50.000 y 100.000 horas (10 a 20 años), mientras que las HID suelen durar entre 7.000 y 15.000 horas (18 meses a 3 años) antes de tener que reemplazarlas. Los costes correspondientes al cambio de bombillas HID son altos, mientras que los de las LED son bastante baratos, y quizás ni siquiera es correcto compararlos ya que su larga vida útil hace que sean parte integrante de la instalación de cultivo.

El gran debate entre cultivadores gira en torno al rendimiento de las cosechas y a la calidad de las flores. Si haces caso a diferentes opiniones es posible que te confundas, pero parece ser que 1 gramo por vatio es una cantidad aceptable para grower profesionales que utilizan HID, mientras que los que utilizan los nuevos modelos LED afirman que la cantidad oscila entre 1.2 y 1.4 gramos. Este factor es difícil de comprobar hasta que lo experimentas tu mismo.

Así como ocurre con la mayor parte de las nuevas tecnologías, hace falta tiempo para llegar a entender los fallos y los aspectos influyentes que determinan una iluminación eficiente, segura y bien diseñada. Hoy en día, los elevados costes de funcionamiento son un aspecto central, por este motivo cada vez más cultivadores utilizan LED. Pero, no todos poseen la experiencia necesaria para gestionar cultivos con LED, por lo que es difícil convencerlos en dar el cambio. De todas formas, cada vez más gente está dispuesta a intentarlo. En el mercado hay tantos tipos de LED que compiten por una cuota de mercado que resulta difícil encontrar el mejor o el más adecuado. Comprar y cambiar luces es un proceso de pruebas y errores bastante costoso, por lo tanto, antes de hacer una inversión de este tipo merece la pena conocer bien todos los productos disponibles.

Las afirmaciones que hacen varias empresas que venden luces son atractivas para los recién llegados a la industria, pero lo que realmente es más importante para un agricultor es lo que funciona en términos prácticos. El consejo es procurar observar un cultivo con ambos tipos de iluminación antes de tomar una decisión, ya que es más importante sentirse cómodo con los instrumentos y con su potencial antes de preparar un cultivo.

El factor humano sigue siendo un aspecto muy relevante en cualquier cultivo y mientras sea así, el dinero, el tiempo y el esfuerzo empleados para cambiar las luces, los instrumentos, las variedades de plantas y sus nutrientes, etc. serán todos factores subjetivos.

Actualmente, el mejor consejo que puedo dar después de haber llevado a cabo cultivos comparados con LED y con HID, es empezar con LED en las habitaciones para el crecimiento vegetativo de plantas madres y de clones. Dado que estas salas funcionan durante más de 18 horas al día y son aquellas que consumen más energía, os van a mostrar si los costes bajan considerablemente. También es importante estar pendiente de la salud de las plantas y de su ritmo de crecimiento con ambas fuentes de luz, de modo que entiendas no solo la teoría que está detrás de las dos fuentes de iluminación, sino también para adquirir experiencia práctica y directa con las dos y ser capaz de personalizar el espacio de cultivo de la mejor manera posible. Será necesario efectuar 2 o 3 cosechas por cada sistema de iluminación antes de decidir, dado que hace falta un poco de práctica para familiarizarse con los nuevos aspectos del cultivo.

 

 


Por Scott Blakey aka Shantibaba. Breeder de Mr.Nice Seedbank. Es uno de los mayores expertos del mundo en genéticas y semillas de cannabis. Padre de algunas de las cepas más famosas del mundo como White Widow y Super Siver Haze

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*