DV news, medioambiente

Limpieza sin estrés

Desde que he empezado a autoproducir lo que necesito y desde que he adoptado un estilo de vida más lento y más cercano a mis ritmos biológicos, también he cambiado mis prioridades y mis actividades cotidianas. Reflexionando sobre la vida he aprendido varias cosas, entre ellas que la perfección absoluta no existe. En cambio, el mundo de la publicidad, sea en la tele, en la radio o en los periódicos, nos dice cada día que la perfección se puede alcanzar, incluso en la limpieza del hogar. Pero, con las recetas que voy a compartir con vosotros ya no habrá más ansias de perfección. Limpiareis casa de forma ecológica, sin olores desagradables e incluso ahorrando algún dinero, aunque al principio hay que hacer una pequeña inversión para comprar los productos. Necesitáis solo percarbonato de sodio y ácido cítrico. Los podéis encontrar en varias tiendas pero si queréis ahorrar un poco más los podéis adquirir en internet.

La primera receta sirve para crear un antical y un desincrustante fenomenal: solo es necesario verter 45 cc de ácido cítrico en un litro de agua. Pulverizadlo sobre las superficies a tratar dejándolo actuar un ratito, frotad con un viejo cepillo o una esponja. Luego enjuagad. Ahora estará limpio y reluciente! Lo podréis utilizar para fregaderos, duchas, aseos y en cualquier lugar de la casa donde hay cerámica o acero, pero no hay que utilizarlo sobre maderas y mármol: a fin de cuentas se trata de un ácido!

La segunda receta es para un limpiador y es tan rápida como la primera: mezclad 30 cc de percarbonato de sodio con un litro de agua y pulverizad para limpiar y desinfectar las superficies del hogar. En cambio, para higienizar el mármol y la madera tratada, y para quitar la grasa de la encimera de la cocina, mi consejo es utilizar un paño empapado en jabón de Marsella y frotar con mucha energía.
Estos dos productos para limpiar son tan sanos y eficaces que una vez los hayáis probado os olvidareis de cualquier promesa publicitaria.

————————————————————————————–
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance.
Por. A. Angrisani

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*