Cannabis, DV news, Historia y Cultura

Hace 4500 años el cáñamo se “hilaba” con la ayuda de las manos y los dientes

Sitio arqueológico de Gricignano d’Aversa – SPERDUTI ET AL. 2018 _ AMERICAN JOURNAL OF PHYSICAL ANTHROPOLOGY

En la primera mitad de la edad del bronce utilizaban los dientes para ayudarse en las operaciones de hilado del cáñamo. Es el extraordinario descubrimiento hecho en Gricignano d’Aversa, al norte de Nápoles, lugar en el que la comunidad local (2500 -1800 a.C) vivía cultivando cáñamo para realizar tejidos.

El hallazgo ha sido realizado por un grupo de investigadores italianos y norteamericanos. Tras analizar centenares de dientes encontrados en los esqueletos de la necrópolis, entendieron que las estrías presentes en la mayoría de dientes de mujeres adultas analizadas, y en los de un hombre, no se debían a hábitos alimentarios, sino al hecho de que los utilizaban para ayudarse en las tareas de hilado del cáñamo.

El estudio ha sido publicado en el American Journal of Physical Anthropology por un un grupo de investigadores liderados por Alessandra Sperduti del Museo de las Civilizaciones de Roma. Su equipo ha analizado cuidadosamente más de 3000 dientes de unas 200 personas que fueron enterradas en el sitio de Gricignano a principios de la edad del bronce.

La investigadora ha declarado a canapaindustriale.it que “cultivaban y trabajaban el cáñamo para crear hilados”. Estas declaraciones encuentran confirmación gracias a un hallazgo previo, siempre en el mismo lugar: pequeñas partes de tela de cáñamo fueron encontradas en una daga descubierta en la tumba de un macho adulto. Probablemente, la planta había sido utilizada para fabricar la funda.
De hecho, según el antropólogo Giorgio Samorini, el cáñamo llegó a Italia hace unos 14mil años, mucho antes de que el hombre empezara a cultivarlo. Seguramente, también los romanos utilizaban la planta, como lo demuestra el reciente descubrimiento del primer sistema de maceración utilizado por ellos.

Fuente: https://www.canapaindustriale.it


Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*