Cannabis, Historia y Cultura, Medicinal

Usos del Cáñamo – #2

USO MÉDICO

¡El cáñamo es medicina!

El cannabis es una sustancia natural con múltiples virtudes terapéuticas. Se trata de una planta magnífica que suma más de 400 componentes entre los cuales destacan los terpenos, los flavonoides y los ácidos grasos, a parte de los cannabinoides que son el compuesto principal. Hasta la fecha se han descubierto más de 100 de éstos y su peculiaridad es que se unen a nuestro sistema endocannabinoide, que produce sustancias muy parecidas a las del cannabis y que tiene receptores específicos, esparcidos por todo el cuerpo, que se activan con estas sustancias químicas presentes en la planta.

Cada vez son más los científicos convencidos de que el futuro de la medicina es estudiar este sistema endocannabinoide – formado por receptores y endocannabinoides producidos por nuestro organismo – que regula actividades del cuerpo tales como dolor, espasticidad, humor, apetito y ansia.
El THC fue el primer cannabinoide en ser aislado, exactamente en 1964 por el doctor Raphael Mechoulam. Tiene muchas propiedades terapéuticas y es el único que es psicoactivo, es decir que es el responsable del típico efecto “colocón” asociado al cannabis.

Todos los demás cannabinoides no son psicoactivos y tienen diferentes características y efectos medicinales. En los últimos tiempos la investigación científica se está dedicando mucho al CBD, cannabinoide con propiedades contra el dolor y anti-psicóticas, pero sobre todo anti-espásticas, muy aptas en enfermedades neurológicas, especialmente para uso pediátrico.

En España la situación del cannabis medicinal no es de las mejores, pero hay avances y se va progresando poco a poco; hoy en día, la única patología por la que es legal recetar el único medicamento a base de cannabis disponible en el mercado, es la espasticidad en la esclerosis múltiple. Sólo en ese caso es posible acceder de forma legal a un producto derivado del cannabis. Todos los demás pacientes quedan fuera, no obstante quede ampliamente comprobado que el cannabis es eficaz en muchas otras patologías como lesiones de médula espinal, tratamiento para dolores crónicos, Parkinson, Alzheimer, epilepsia, como anti-emético durante quimioterapia, radioterapia y terapias para VIH, como estimulador del apetito, hipotensor del glaucoma, etc.

De todos modos, es posible consumir cannabis a través de destilados e infusiones, pero hay que añadir grasas para que los cannabinoides tengan sus efectos, ya que por sí solos no se disuelven en agua, no son hidrosolubles; también puedes beneficiarte de la marihuana con extractos, para ingerir o para utilizar como pomada; e incluso a través de porros y vaporizadores. Estos últimos están cada vez más al centro de la atención porque el vapor permite asumir los principios activos en concentraciones mayores, a diferencia de la combustión que libera sustancias tóxicas.

Otros productos sobre los que las empresas se están volcando son las nuevas genéticas de cannabis con un alta ratio de CBD:THC. De hecho, el CBD, a parte de las virtudes terapéuticas ya mencionadas, contrarresta los efectos psicoactivos del THC y por ello en Norteamérica los médicos recetan estas genéticas a pacientes muy sensibles al THC, a gente mayor e incluso a niños.

En España la situación sobre el uso medicinal del cannabis es una cuestión que por fin, empieza a debatirse a nivel político, gracias al valioso trabajo de algunos médicoscientíficospacientes y muchas asociaciones del universo cannábico que siguen luch ando por su regulación.

 

—————————————————————————————————————————————–

Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*