Cannabis, Historia y Cultura

Usos del Cáñamo – #1

HISTORIA + USO LÚDICO/ESPIRITUAL/RELIGIOSO

Cáñamo: raíces en la historia de la humanidad.

El cáñamo es una planta que ha acompañado al hombre durante miles de años. Es originaria de las regiones de Asia Central y en el curso de los siglos se ha extendido por todas partes, sobreviviendo a cualquier adversidad del medio-ambiente. La encontramos en toda la región del Mediterráneo y en el continente americano, en las regiones del interior de África y en el norte de Europa, en el continente australiano y en el lejano oriente.

En una tabla asiria del rey Asurbanipal (siglo ocho a.C) que se encuentra en la Royal Library, llaman a la planta “qunubu” o “qunapu”, términos muy similares al semítico “kanbos” y al chií “cannabis”; esto sugiere que el origen etimológico y cultural de la palabra radica en las civilizaciones de Asia Menor. En esta zona la cosecha del cannabis – planta ampliamente utilizada por su fibra desde tiempos muy remotos – era para muchas personas una ocasión para reunirse y celebrar: el fuerte aroma y los efectos psicoactivos de la planta se experimentaban colectivamente. Estas ocasiones se transformaron pronto en ceremonias culturales y religiosas en las que se reunía toda la sociedad matriarcal, típica de los pueblos locales, para celebrar el culto de los muertos, los sacrificios purificadores y otros rituales místicos. Tales ceremonias eran centrales en la cultura de los chiíes y de otras comunidades, y por eso podemos suponer que los baños de vapor que hacían los antiguos habitantes de Europa Oriental tengan el mismo origen (cannabis en eslavo es “kepati”, en ruso “kupati”).

Más allá de sus usos espirituales, el cáñamo es desde siempre un recurso: el testimonio más antiguo de un manufacturado hecho de cáñamo se remonta a 9000 años atrás; se trata de un tejido hallado en 2013 por el profesor Ian Hodder, en la zona arqueológica de la antigua ciudad de Çatalhöyük en Turquía, una de las areas más grandes y mejor conservadas del periodo Neolítico que hay en el mundo.

También el uso medicinal y terapéutico del cannabis tienen sus raíces en los tiempos más remotos de la humanidad. El primer tratado médico en el que aparecen escritos los beneficios del uso de la marihuana se remonta al año 2737 a.C y fue recopilado por el emperador Shen Nung. Otro país pionero en el uso medicinal de la planta fue la India. Entre el segundo y el primer siglo a.C las diferentes tribus nómadas de Asia Central migraron, favoreciendo de este modo la difusión del cannabis en la cuenca del Mediterráneo, en Europa y en Oriente medio. Durante siglos ha estado presente en las farmacopeas europeas como tratamiento anestésico, antiinflamatorio, para tratar hemorragias, infecciones y otros trastornos.

La historia del cannabis como fármaco se interrumpe de forma repentina, al menos en América y en Europa, justo antes de la segunda guerra mundial (debido a la llegada del petroleo y de un auténtico complot para hundirla y hacerla desaparecer). Hay que esperar hasta los ‘70 para observar una nueva valorización de la planta, precisamente con el libro del doctor Lester Grinspoon “Marijuana reconsidered” (1971), que es el primer texto “moderno” que vuelve a examinar de forma crítica y sin prejuicios la literatura científica antigua y reciente.

Hoy en día, el cannabis acapara la atención en muchos países ya que se puede utilizar como tratamiento para múltiples patologías. Además, los modernos métodos de investigación científica han confirmado la eficacia de muchos de los efectos terapéuticos descubiertos y utilizados en el pasado, e incluso han encontrado nuevas aplicaciones.

Al mismo tiempo sus innumerables usos industriales son cada vez más valorados y desarrollados en cada rincón del mundo.

 

 

—————————————————————————————————————————————–

Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*