DV news, medioambiente

Récord de temperaturas y CO2 en máximos históricos: la autodestrucción está servida

Ruptura de permafrost en Canadá

El mes de mayo ha sido el más cálido de la historia, con temperaturas que alcanzaron los 29 grados en Rusia. Mientras tanto, el permafrost en Canadá retrocede 1 metro por día. Los niveles generales de hielo están casi en sus mínimos históricos. El ártico no aguanta más y todo está cambiando sin que nadie sepa realmente lo que esto significa.

Necesitamos detenernos y pensar en estos números porque dan mucho miedo.

La información sobre el permafrost en Canadá proviene de un grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo que utilizaron drones para monitorear el hielo del Ártico. Lo que encontraron fue que el permafrost se desintegra a una velocidad seis veces superior a la que se considera normal.

El permafrost es aquel suelo que permanece congelado para siempre. Normalmente funciona como un almacenador de CO2 natural. Pero cuando se derrite o se desintegra, al caer al mar, genera problemas, porque este suelo contiene el doble del CO2 de la que hay en la atmósfera y, por lo tanto, amplifica los mecanismos del cambio climático. Además de liberar CO2, el permafrost también libera metano, otro gas de efecto invernadero. Y el ciclo continúa. La pérdida de hielo hace que las olas de calor sean más intensas porque los vientos polares son menos fuertes, como se informa en el Artic Report Card.

Mientras tanto, los niveles de CO2 están en sus máximos históricos: 416 ppm, y siguen al alza. Es algo aterrador y no es un buen presagio en absoluto.

Por. MR. D’Orsogna. Fisica, matematica y activista para el medio ambiente, profesora ante la California State University.

—————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*