Cannabis, Contrainformación, High News

Italia: el Cannabis «light» sigue siendo legal. Dejemos las cosas claras.

Ayer, tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia, los medios de comunicación de todo Italia describían la situación de forma muy negativa. Pero debemos pararnos un minuto para reflexionar y analizar los hechos, con el fin de averiguar lo que nos espera. La decisión del Tribunal puede interpretarse como un duro golpe aunque quizás la situación no sea tan oscura como parece.

Ante todo, queremos enviar muestras de solidaridad a todos aquellos comerciantes que han invertido tiempo y dinero en un mercado que no para de crecer en todo el mundo y que ahora están asustados incluso de volver a abrir sus tiendas, aunque nunca hayan cometido nada de ilegal. Lo más sorprendente de esta situación es el hecho de que ni los jueces, ni el gobierno, ni las instituciones, han tenido en cuenta las consecuencias para cientos de tiendas – a menudo pequeñas empresas abiertas a duras penas – que, en lugar de estar protegidas y valorizadas, han sido atacadas y comparadas con los narcotraficantes.

El primer punto que cabe destacar es que hemos llegado a esta situación porque los jueces se han visto obligados en hacer el trabajo que la política debería haber hecho. Esto ya había ocurrido cuando la famosa ley prohibicionista denominada Fini-Giovanardi fue declarada inconstitucional. Vayamos con orden; la versión aprobada de la ley sobre el cáñamo industrial fue modificada borrando el apartado que regulaba las inflorescencias, párrafo que sí estaba en los primeros borradores de la ley. Si la política hubiese tenido el valor y la voluntad de regular este aspecto hoy no nos encontraríamos en esta situación.

Tampoco hay que restar importancia al hecho de que el fallo llega después de meses de ataques por parte de la derecha en general y de Salvini en concreto. El ministro de Interior habia declarado su intención de cerrar todas la tiendas ya que, una de cada dos se dedicaba al tráfico de drogas. Dichos ataques culminaron en esa directiva que no decía nada nuevo, más bien transmitía miedo e inseguridad a un sector que francamente no lo necesita.

También debemos destacar el terrorismo mediático por parte de los grandes medios que a menudo tratan la cuestión de forma superficial. Esto contribuye a fomentar el clima de tensión, pero la realidad es que las fuentes de información deberían desempeñar un rol informativo en este momento tan crucial.

Pero veamos cuál es la situación real al día de hoy, sobre todo para todas aquellas personas (la mayoría) que siguen con sus negocios abiertos por el simple hecho que deben pagar gastos como hipotecas, alquileres y productos.

Todo gira en torno del concepto de “efficacia drogante” mencionado por los jueces es decir, de la capacidad de la sustancia de inducir efectos psicoactivos. Según el Tribunal las “hojas, flores, resina, aceite, obtenidos de las variedades de cáñamo, no están incluidos en el ámbito de aplicación de la ley 242 de 2016” de promoción del cultivo y de la cadena agro-industrial del cáñamo y, por tanto, se configuran como delito “las conductas de transferencia, venta y, en general, la comercialización, por cualquier motivo, de los productos derivados del cultivo de Cannabis Sativa L, a menos que tales productos carezcan de la susodicha ‘efficacia drogante’”.

Pues bien, según todos los expertos (diversas sentencias, informes científicos, toxicología forense) este umbral queda establecido en el límite del 0,5% de THC. Lo explica e abogado Carlo Alberto Zaina: “Por convención toxicológica y legal el limite por debajo del cual no se reconoce la “efficacia drogante” (capacidad dopante) del THC es del 0,5%. Por tanto, con esta sentencia el Tribunal Supremo deja entrar por la ventana lo que había hecho salir por la puerta, basándose en un razonamiento de pura apariencia, fundamentado en una interpretación restrictiva de la ley 242/2016. A todos los comerciantes les digo que sus actividades comerciales siguen siendo posibles y que no deben abandonarlas ni desmoronarse”.

Lo mismo afirman los abogados Miglio y Lorenzetti quienes hacen un llamamiento a la calma explicando que la sentencia “debería entenderse sin prejuicio de todos los derivados del Cannabis Sativa con principio activo hasta el 0,5%”.

En realidad, todo esto ya estaba establecido por la circular ministerial del año pasado: en el texto el Ministerio autorizaba que todo el Cannabis light cuyas concentraciones de THC estuvieran por encima del 0,5% debiera tratarse como sustancia estupefaciente.

Matteo Gracis, director de Dolce Vita y autor del libro “CANAPA una storia incredibile”

Finalmente, también nuestro director Matteo Gracis ha aclarado: “si yo tuviese una tienda hoy la abriría, continuando la actividad de venta de cannabis light, eso sí, prestando mucha atención en lo que se refiere al origen del producto y estando seguro de que no supere el 0,5% de THC. Obviamente hay que tener en cuenta que estamos sujetos a controles, denuncias y hasta juicios; algo que desde siempre caracteriza el “sector del cannabis”: en el pasado ya hubo casos parecidos con las semillas coleccionables. Si los titulares de tiendas están dispuestos a enfrentarse a esto pueden dejar abiertos sus locales, pero además también pondría unos carteles en el interior de las tiendas en los que se especifique que todo lo que allí se vende no tiene capacidad dopante y por tanto está en perfecta consonancia con la nueva normativa. También añadiría que los productos que se venden son exclusivamente para mayores de edad, y no porque lo dice la ley, sino por una decisión personal y ética”.

“Dicho esto – sigue Gracis –, me parece absurdo lo que está ocurriendo: hemos llegado al punto de prohibir la “cerveza sin alcohol”, solo para hacer una comparación forzada pero que sea comprensible para la mayoría, cuando el resto del mundo va en la dirección opuesta. EE.UU está legalizando el cannabis (todo tipo de cannabis y para cualquier uso) y ya se ven claramente los beneficios económicos y sociales. Lo mismo está ocurriendo en otros países europeos (empezando por el Luxemburgo), mientras que en Italia va todo al revés”.

Esperamos haber aclarado un poco el tema con este articulo. De todas formas, queremos subrayar algo de lo que estamos absolutamente convencidos: el redescubrimiento del cáñamo y de todos sus usos, así como su legalización, son procesos globales e imparables, incluso en Italia. Solo es cuestión de tiempo.

Por Mario Catania
—————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*