DV news, medioambiente

Dosis de naturaleza: un planteamiento no solo farmacológico de la enfermedad

El remedio para ciertos males? Una horita de viento del atlántico!
Es lo que os podría aconsejar el médico si vivierais en las islas Shetland, en Escocia, donde hace no mucho tiempo se pueden recetar este tipo de alternativas para curar enfermedades crónicas y debilitantes.

Hacer largas caminatas, observar aves, ocuparse del jardín y, más en general, realizar actividades en la naturaleza tiene efectos positivos sobre la hipertensión, el ansia y la depresión. Estas afirmaciones ya han sido comprobadas por varios estudios científicos, motivo por el cual el sistema sanitario de Escocia ha facilitado a los médicos de las islas Shetland un folleto gracias al que podrán dar consejos a los pacientes sobre qué actividades al aire libre podrían realizar en los diferentes periodos del año.

Durante el invierno el fármaco más eficaz seria el fuerte viento del Atlántico, por este motivo los médicos aconsejarían a los pacientes exponerse al viento y quedarse inmóviles y en silencio durante unos minutos, escuchando los sonidos del ambiente que los rodea.

El proyecto está en su fase de experimentación y no quiere de ninguna manera sustituir las terapias tradicionales, sino más bien integrarlas y potenciarlas. A través de este innovador programa se pretende promover el bienestar psicofísico y un estilo de vida más ecológico, al mismo tiempo que se pretende educar las personas a un planteamiento de los problemas de salud que no sea solo de tipo farmacológico.

 

—————————————————————————————————
Aviso: todos nuestros artículos son originales y redactados por periodistas profesionales y free-lance

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*