Cannabis, DV news

Cultivaba 2.000 plantas en su vivienda: el Juez lo absuelve

En agosto de 2013 un vecino de Lloret de Mar estaba en su casa a punto de hacer una barbacoa cuando recibió la visita de Bomberos y policía local. Éstos fueron a parar a su domicilio debido a la visible humareda que el señor L. A levantó en el intento de prender el fuego. Cuando los policías entraron en la propiedad vieron de inmediato diversas plantas de cannabis en exterior y también se fijaron en un local anexo en el que encontraron casi 2000 plantas.

El hombre alegó entonces que con las plantas fabrica cremas que le ayudan a paliar sus dolencias y que no hace ningún negocio con de ellas. Dada la situación y la actitud cooperativa del señor L.A, la Policía local no levantó acta y posteriormente, cuando también los Mossos fueron para arrestarle, dejaron “sin efecto la detención por su estado de salud”.

Pero el procedimiento judicial se puso en marcha poco tiempo después y ha durado unos cuantos años. Finalmente, el pasado viernes, el Juzgado Penal n° 4 de Girona ha absuelto el hombre de un delito de tráfico de drogas. El abogado que ha llevado la causa es Martí Cànaves, letrado especializado en temas cannábicos, quien nos ha explicado que en la sentencia el Juez manifiesta que “no duda de los dolores que sufre el hombre, que han sido acreditados documentalmente, y que el hombre ha detallado exactamente el proceso de producción de la crema”. Además, al no haber pruebas que demostrasen que ejercía actividades de tráfico de estupefacientes, ha decidido aplicar lo que se llama “in dubio pro reo”: cuando las pruebas “dejaren dudas en el ánimo del juzgador se incline en favor de la tesis que beneficie al procesado”.

Un caso atípico que demuestra que se puede actuar con cordura y sensatez, sin prejuzgar a nadie ni vulnerar el derecho de los usuarios terapéuticos de acceder al cannabis.
De momento esta es la decisión del juzgado, una sentencia rompedora que pero ha sido inmediatamente recurrida por la fiscalía. Ahora el juez deberá fundamentar de nuevo su sentencia, esperemos que siga reinando el sentido común.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*