Cannabis, Recetas

Ñoquis de espirulina con pesto de zanahorias y semillas de cáñamo

Dificultad media, tiempo de preparación 1 hora + 30 minutos de reposo.

 

Ingredientes para 4 personas:
500 g de patatas
100 g de harina de trigo sarraceno
20 g de almidón de maíz o fécula de patatas
2 cucharaditas de sal marina integral fina
2 cucharaditas de espirulina en polvo

Para hacer el pesto:
200 g de zanahorias ya peladas
200 g de tomates cherry o picadilly
40 g de tomates secos bajo aceite
½ diente de ajo
1 cuchara de aceite extra virgen
4 cucharaditas de semillas de cáñamo descascarilladas

Preparación: hervir las patatas enteras con la piel en agua sin sal. Mientras tanto, se puede preparar el pesto batiendo con un mixer las zanahorias y los tomates secos hechos pedacitos con el otro tomate, ajo y aceite. Se obtiene una crema suave que hay que calentar en un cazo y mantenerla caliente. Colar y pelar las patatas cocidas y ponerlas en el pasa-puré. Mezclar en un cuenco junto con el almidón o la fécula, la espirulina y la sal hasta sacar una masa blanda que se pueda trabajar con las manos. Dejar reposar durante al menos media hora en la nevera, luego hay que sacar de esta masa unas pequeñas salchichas de las que cortamos pedacitos con el cuchillo. Echar los gnocchis en agua hirviendo con un poco de sal y en cuanto suben a la superficie (en pocos segundos) recogerlos y escurrirlos bien, servirlos directamente en los platos y condimentarlos con el pesto de zanahorias y una cucharadita de semillas de cáñamo para cada porción.

 

Chef: G. Giunta, docente de alimentación para madres y niños en la FunnyVeg Academy de Milán. Cocinera, foodblogger y autora de libros de cocina.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*