medioambiente

En Etiopía hay una torre que recoge agua potable del aire

Bambú, cáñamo, juntas de metal, bioplástico y algunas redes: son los materiales que se utilizan para construir la Warka Water, un sistema para recoger agua en aquellas zonas del mundo donde hacen falta hasta seis horas diarias de camino para tener este recurso tan indispensable para la vida.

El proyecto fue presentado por primera vez en la Bienal de Venecia de 2012. Los arquitectos italianos responsables del programa, Arturo Vittori y Andreas Vogler, no han parado desde entonces y, tras una recogida de fondos en la plataforma kickstarter, han empezado ha realizar los primeros prototipos en Etiopía.

En apenas 4 días, 6 personas (trabajando manualmente y sin necesidad de maquinarias alimentadas con energía eléctrica) construyen la torre que se compone de 5 partes que hay que montar. Warka Water retiene el agua potable que hay en el aire a través de la lluvia, la niebla y el rocío del amanecer y lo hace aprovechando la excursión térmica entre el día y la noche típica del África central.

Mide 10 metros de altura con un diámetro de 4,2 metros y 60 kg de peso. La torre Warka consigue recaudar hasta 100 litros de agua al día. Está claro que por sí sola no es capaz de satisfacer la demanda de una aldea entera y tampoco puede sustituir los pozos, pero cuando vives en un país donde la gente literalmente muere de sed, contar con un vaso de agua más puede marcar la diferencia.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*