Musica

David Rodigan: my life in reggae

Debido al éxito mundial de algunos dj’s, el estereotipo que hoy tenemos de éstos es igual al de las estrellas del rock: hermosos, “malditos” y ricos.

Pero a David Rodigan le gusta cambiar las reglas del juego, tal como hemos aprendido siguiendo sus aventuras musicales. Muchos trabajadores del sector que se encuentran cara a cara con él, se quedan pillados porque más que un dj, ven un caballero con modales muy amables.

Es precisamente sobre los detalles que se basa la historia de este artista que salió de una zona rural cercana a Londres, y que hasta podría haber sido actor. Incluso los que no son grandes seguidores del reggae conocen, al menos un poco, la historia del dj que logró la admiración de los jamaicanos. A menudo, su conexión con este pueblo ha sido mejor que la de los propios héroes locales, y durante la época de las tensiones sociales en Londres, decidió recorrer el camino más complicado: pinchar música negra en la radio. Música que en esa época escuchaban solo los skin heads y otros pocos, música de segunda categoría. David Rodigan hoy tiene casi 65 años, y muchos de los artistas que ha cruzado en su recorrido artístico, entre ellos Damian Marley, hijo de uno de sus héroes de juventud que luego se convirtió en amigo suyo, lo han animado a poner por escrito la historia de su viaje musical, que es en definitiva también un viaje por la vida y la cultura; y así lo ha hecho. Aunque como decíamos antes Rodigan parece más un empleado del banco que un dj, con este libro nos enseña su tesoro. Un tesoro con abundantes anécdotas y mucho conocimiento que, así como pasa con la mayoría de coleccionistas de discos, procede de una sana obsesión por la música: no basta con conocer el autor de un tema, también hay que saber sobre sus orígenes y sobre músicos .

Y es así que entre una y otra etapa del largo viaje de Sir. David – recordemos que hace pocos años recibió el reconocimiento de “Member of the British Empire” – incluso nos da tiempo para tomar clases sobre música de Jamaica, de la misma manera que lo hacemos al escuchar sus sesiones. Desde los comienzos en emisoras de radio locales hasta su llegada a la BBC o en los clash radiofónicos con Barry G y Lee “Scratch” Perry quien, yendo a visitarle a su piso en el sur de Londres, le decoró el apartamento son su rotulador.

Pienso que entre los varios proyectos llevados a cabo por Rodigan, hay uno que merece un trato especial: estamos hablando de las entrevistas y actuaciones en vivo que Sir. David y el equipo 1Xtra de la BBC, graban cada año en Jamaica. El formato de las sesiones live en el estudio es muy sencillo pero al mismo tiempo eficaz para presentar tanto los nuevos talentos como las viejas estrellas, cuya fundamental obra no recibe a menudo el reconocimiento que merece, especialmente por parte de las nuevas generaciones. Este libro es la culminación de una carrera dedicada al amor por la música y el legado para quien quiera acercarse al arte de la forma correcta.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*