Cannabis, DV news

Es oficial, hoy entra en vigor la ley aprobada por el Parlament el pasado 28 de Junio

La ley catalana 13/2017 considera el consumo de cannabis – lúdico y terapéutico – como una opción que forma parte del ejercicio del derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad, del derecho a la libertad de conciencia y de disposición del propio cuerpo, así como del derecho a la salud y a escoger las terapias y los tratamientos más adecuados al estado de salud de cada persona.

Con estas premisas se abre una nueva era para el consumo, transporte y distribución del cannabis. Ahora les toca a los CSC adaptar sus estatutos y cumplir con las obligaciones establecidas por tal normativa, y para ello tienen un plazo de tiempo de un año, es decir hasta el 14 de Julio de 2018. A partir del momento que la ley lo deja todo bastante claro, las asociaciones de consumidores ya no podrán despistarse porque el incumplimiento de las pautas se considerará como infracción muy grave y será sancionado según lo dispuesto por ley.

En cuanto a los contenidos de esta normativa, ya los habíamos subrayado en el articulo anterior, pero cabe destacar algunos aspectos más; en primer lugar, que los socios tienen el derecho de recibir toda la información sobre la sustancia y sus riesgos derivados, así como conocer el resultado de las pruebas analíticas periódicas de la sustancia que se distribuye. Además, se indica que tales pruebas deberán realizarse en aquellos laboratorios indicados por la Administración. En segundo lugar, queda establecido que los CSC tienen prohibidas todas esas actividades de promoción cuyo objetivo es estimular la demanda de cannabis, por lo tanto habrá limitaciones sobre actividades de publicidad. Por último, la Generalitat de Catalunya dispone que el Gobierno presentará un proyecto de ley de modificación del texto refundido de la Ley de tasas y precios públicos, lo que significa que se crearán nuevas tasas y un impuesto sobre el cannabis.

En fin, el sector va saliendo poco a poco de la zona gris en la que ha estado durante años y aunque sigue habiendo en la ley algún punto flaco – o al menos mejorable – así es como toman forma las cosas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*